En los clásicos de la literatura también puedes encontrar historias de amor

Los clásicos de la literatura son obras que, por su historia o estilo, han pasado a la historia como obras referentes de la literatura. Sin embargo, el hecho de que los clásicos sean antiguos, no quiere decir que no haya amor del bueno. ¡Si todavía piensas así, corres el riesgo de perderte un montón de historias apasionantes! Puede que los clásicos hablen de tiempos y personajes del ayer, pero sus contenidos siguen siendo de rigurosa actualidad. A fin de cuentas, el ser humano y sus emociones no han cambiado tanto, ¿verdad?


Desde hace siglos, los sentimientos han llenado millones de páginas sin importar autor o idioma. Muchas de las historias de amor de la literatura y del cine de hoy se basan en los clásicos de la literatura universal. Como muestra, te hablamos de los amantes y pasiones que te esperan en nuestra Colección Clásicos:

La Celestina, amor como sinónimo de tragedia

La Celestina fue escrita en el siglo XV con el título original de La tragicomedia de Calisto y Melibea. Algunos se han referido a ella como el Romeo y Julieta español por el amor breve y encendido que viven sus protagonistas. Un encuentro casual provoca que Calisto se enamore perdidamente de Melibea, una joven de la nobleza que termina por corresponderle gracias a las idas y venidas de la alcahueta Celestina. La oposición de los padres y un desgraciado accidente conducen a un final en el que el amor es sinónimo de tragedia.

El Quijote, el ejemplo del amor platónico

Sí, en El Quijote también hay amor: el amor que siente Alonso Quijano por Dulcinea del Toboso, la mujer de sus sueños. En realidad, una moza de un pueblo vecino al que la imaginación del Quijote convierte en la dama de su amor cortés, a la que dedicará cada esfuerzo de su alocada carrera como caballero andante.

Uno de los ejemplos más claros de amor platónico de la literatura, en el que uno ama con fidelidad inquebrantable, en tanto que la otra no es más que un ideal.

Hamlet, donde hay cabida para el desamor

En Hamlet no solo hay dudas y venganza, si no también desamor. Al comienzo, está claro que el príncipe danés y Ofelia viven una bonita relación sentimental que se trunca con la muerte del rey y el posterior deterioro mental de Hamlet. Entonces Ofelia, tan enamorada, pasa a un segundo plano. No entiende por qué Hamlet habla y actúa con tanto desprecio y termina por caer en la misma espiral de autodestrucción que su amado.

Una historia triste, cierto, pero en la que se verán reflejados todos aquellos a los que alguna vez el amor le dio la espalda.

Rimas y Leyendas, el reflejo de las pasiones

¿Cómo no perderse en el encanto de las rimas de Bécquer? Gustavo Adolfo Bécquer fue un maestro del Romanticismo español que supo transmitir en sus versos tanto la emoción del enamoramiento ("Por una mirada, un mundo;…") como el dolor del desamor ("¡No me admiró tu olvido!..."). Lo mismo sucede en algunas de sus leyendas, como El rayo de luna, Los ojos verdes o La rosa de Pasión, en las que el misterio de lo sobrenatural se mezcla con las pasiones de los hombres. Rimas y Leyendas se ha convertido en un clásico referente de la literatura española.

 

Colección Clásicos

 

La Regenta, una obra de amores cruzados

Ana Ozores es la protagonista de La Regenta, una de las novelas más relevantes del siglo XIX europeo. Casada con alguien mucho mayor, languidece aburrida hasta que se cruza con dos hombres que lo pondrán todo patas arriba. Uno es Fermín de Pas, su confesor, quien se enamora perdidamente de ella. El otro es Álvaro de Mesía, un mujeriego que acaba seduciéndola. Una obra que habla de pasión, celos y adulterio, además de reflejar la falta de autonomía de la mujer en una época sin apenas derechos.

Tres sombreros de copa, un amor fugaz

En esta divertida comedia teatral, encontramos un hotel de madrugada, un novio apocado a la espera del día de la boda y una joven bailarina. Ella aparece para dar luz y color a su vida por unas horas. Tres sombreros de copa habla de un tipo de amor fugaz, tan intenso como pasajero, del que seguro hemos oído hablar alguna vez.

Fortunata y Jacinta, el amor tóxico

Fortunata y Jacinta es una novela del siglo XIX protagonizada por un triángulo amoroso: una chica de clase baja enamorada de un señorito, que acaba desdeñándola para casarse con otra. Un relato plagado de mentiras, amor tóxico y envidias que no deja indiferente, en el que la dependencia emocional pesa más que el amor. En 2020, celebramos el año Galdosiano y recordamos esta obra tan relevante del autor.

Bodas de sangre, triángulos amorosos

Y hablando de triángulos amorosos, no te puedes perder Bodas de sangre. Una mujer entre dos hombres, el novio con quien se va a casar, por el que no siente nada, y un ex al que sigue queriendo pese a estar casado. La pareja huye sin tener en cuenta honor, familia y tradición... y se desata la tragedia. Una obra llena de emoción y simbolismo, ejemplo de amor fatal.


Como has podido ver, el amor y la mayoría de relaciones que vivimos en la actualidad ya ocurridan antes. Tanto es así, que acabaron plasmadas en las obras clásicas de la literatura que han llegado como referentes a nuestros días. ¡Si te gusta la literatura romántica o quieres saber cómo escribir una historia de amor también podemos ayudarte!

Hasta el 14 de febrero puedes participar en el concurso de relatos de amor Amar (o como se llame). Ya sabes que tipos de amor hay muchos y queremos saber qué significa ese sentimiento para ti. Si eres mayor de edad y siempre has deseado publicar un libro, este concurso es tu gran oportunidad. ¡Te damos toda la información aquí!

Amar o como se llame