10 claves para proteger el medioambiente y la naturaleza

Cuidar del medioambiente es importante para asegurar la supervivencia de todas las especies y el bienestar de la humanidad y las generaciones futuras. Debemos informarnos y concienciar a los demás sobre la necesidad de actuar, de protagonizar el cambio hacia una vida más sostenible.

¿Te has preguntado alguna vez qué puedes hacer tú para cuidar del medioambiente?


1. Mantente informado

La información es poder. Es un hecho que se vuelve aún más real cuando hablamos de datos que pueden servirnos para concienciar a los demás sobre una causa justa. La protección de la naturaleza y el medioambiente es una de esas causas que todos debemos conocer y de la que tenemos que participar. ¡El cambio está en nuestras acciones! Mantenerse informado de la actualidad de la situación nos ayudará a comprender en qué punto estamos y, si además te interesa este tema, siempre puedes ver nuestros libros sobre medioambiente y naturaleza.

2. Evita los plásticos

Desafortunadamente, los plásticos forman parte de nuestro día a día: envases, objetos, accesorios y utensilios están fabricados a partir de plásticos. Cuando estos se consumen masivamente y no se reciclan, acaban cubriendo las playas, mares, bosques y otros hábitats naturales de residuos que tardan miles de años en descomponerse. ¡Los plásticos contaminan mucho! Por eso, en la medida de lo posible, debemos evitar el consumo de plásticos. Así, estaremos ayudando al medioambiente optando por alternativas más sostenibles.

3. Consume solo lo necesario

La mayoría de cosas que tenemos no son absolutamente necesarias. Cada vez que contribuimos al consumo masivo de productos (ya sea comida, ropa, utensilios, ...) estamos siendo parte de la creación de miles de residuos, la sobreexplotación de materias primas y el consumo excesivo de recursos. ¡Tenemos que frenarlo! Trata de comprar únicamente aquello que necesites. Si además puedes optar por productos ecológicos y respetuosos con el medioambiente, estarás siendo un verdadero héroe.

4. Protege la naturaleza

La naturaleza, los diferentes seres vivos y los hábitats que existen en nuestro planeta son todos fascinantes y necesarios para su bienestar. La diversidad de especies es magnífica y los paisajes que llenan de color nuestro mundo son algo digno de preservar. Por eso, es importante que respetemos cada ambiente y contribuyamos a su cuidado. Cuando visites algún paraje natural, asegúrate de no dejar residuos, contribuir a la no contaminación acústica y visual de la naturaleza y vigilar que otras personas también sigan estas buenas prácticas.

5. Cuida tu alimentación

Todos sabemos que para mantener un estilo de vida saludable es necesario hacer deporte y llevar una alimentación sana, con productos variados. ¡Aún podemos ir un paso más allá! Te proponemos, además, cuidar tu alimentación optando por un consumo responsable y sostenible. ¿Cómo puede ser? Apoyando a los pequeños comercios locales, escogiendo productos naturales y ecológicos, reduciendo el consumo de carne y aumentando el de frutas y verduras. Por supuesto, lo más importante es evitar los plásticos, por ejemplo, usando bolsas de tela al hacer la compra.

6. Elige energías renovables

Nosotros no podemos decidir sobre las grandes cuestiones gubernamentales más allá de apoyar eventos sostenibles o colaborar mediante voluntariados medioambientales y asociaciones. Pero eso no es todo, porque el cambio también está en las pequeñas cosas. ¡Empezando en casa! Apaga la luz cuando no la necesites, desconecta de los enchufes los aparatos que no estés usando en el momento, cierra los grifos cuando el agua no sea precisa y aprovecha la luz natural para ver durante el día.

7. Frena la contaminación

Todo lo que has leído hasta ahora contribuye a frenar la contaminación, pero siempre podemos cambiar pequeños hábitos diarios que ayudarán aún más a proteger el medioambiente. Por ejemplo, eligiendo caminar o usar el transporte público en lugar de viajar en coches privados. Por supuesto, recuerda las tres erres: reducir, reutilizar y reciclar. También debes valorar junto a tu familia y amigos qué cantidad de residuos se producen diariamente en vuestras casas: ¡separa cada deshecho y deshazte de ellos en el contenedor correspondiente!


Y si aún te has quedado con ganas de saber más, siempre puedes echar un vistazo a los libros sobre naturaleza, animales y medioambiente para todas las edades. Aquí tienes algunos de nuestros favoritos: